pLlámanos ya: +57 300 2526474
Soñar, después de todo, es una forma de planificación. Gloria Steinem.

Barranquilla-Procesos-Catastrales.jpg

• El Distrito de Barranquilla asumió los compromisos propios de la ejecución de las funciones catastrales delegadas por el IGAC, a partir del 1 de enero de 2017 y hasta el 31 de diciembre de 2026.

 

 

• La Dirección Territorial del IGAC Atlántico, continuará ejerciendo su función en materia Catastral (formación, conservación y actualización), para los otros municipios del departamento.

 

 

• Adicionalmente se encargará de apoyar los procesos de seguimiento, evaluación y control definidos en el marco del convenio de delegación.

 

 

 

 

El 16 de Septiembre de 2016 en presencia del Presidente de la República Juan Manuel Santos y con el aval del Director Nacional de Planeación, Simón Gaviría, el Director General del IGAC, Juan Antonio Nieto Escalante y el Alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, se suscribió el convenio interadministrativo de delegación de competencias para la gestión catastral. (Si quiere obtener más información acerca de este convenio click Aquí)

Por lo anterior, desde el primer día del año 2017, el Distrito de Barranquilla asumió de manera oficial, el reto de ejercer sus propios procesos de formación, conservación y actualización catastral.

Así Barranquilla se suma al grupo selecto de entidades territoriales que manejan su propio catastro en Colombia, conformado por Bogotá, Medellín, Cali y el departamento de Antioquia.

Según Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, el Instituto seguirá cumpliendo en Barranquilla las funciones de avalúos comerciales, agrología y cartografía y continuará ofreciendo las publicaciones en el Centro de Difusión y Mercadeo de Información en la Dirección Territorial Atlántico del IGAC.

A su vez agrego que “La Dirección Territorial del IGAC Atlántico, continuará ejerciendo su función en materia Catastral (formación, conservación y actualización), para los otros municipios del departamento. Adicionalmente se encargará de apoyar los procesos de seguimiento, evaluación y control definidos en el marco del convenio de delegación”.

Desde la fecha de la firma del convenio y hasta el 31 de diciembre de 2016, el IGAC adelantó la etapa de alistamiento de la información, la adecuación de las instalaciones y la capacitación del nuevo personal, para que el en plazo pactado, Barranquilla asumiera la función catastral.

Por lo tanto Nieto Escalante recalco que “Las solicitudes radicadas que a 31 de diciembre de 2016 no hayan sido tramitadas por parte de la Dirección Territorial Atlántico, serán trasladadas al Distrito como saldos que deberán ser resueltos por el Distrito de acuerdo al plan de saneamiento probado para resolver dichos saldos”.

Es así como el distrito de Barranquilla asume la delegación de las acciones correspondientes a la administración del catastro y mantendrá línea directa con el IGAC, quien sigue siendo la autoridad geográfica y catastral de Colombia.

Un catastro descentralizado al servicio de la comunidad

La más beneficiada de este convenio, es la comunidad de la arenosa, con una serie ventajas potenciales a la función del ciudadano, que se pueden resumir de la siguiente manera:

• Se fortalecerá la atención a los usuarios del Catastro.
• Se mejorarán los niveles de eficiencia y eficacia en la prestación de los servicios catastrales.
• Se mejorará la interrelación de la información catastral con la del registro de la propiedad y otros sistemas de información local, regional y nacional, contribuyendo a la seguridad jurídica del derecho de la propiedad inmueble.
• El ciudadano contará con información catastral actualizada que cumpla con los estándares definidos por la autoridad.
• Con nuevas políticas se podrá mantener al día la información predial, con ello mejorar el recaudo y ofrecer mejores datos a los usuarios públicos y privados, y clientes en general.
• Se mejorará la oportunidad de la información para los múltiples usos.
• Permitirá a través de la tecnología de punta poner a disposición los datos catastrales para una utilidad oportuna.

Fuente: www.noticias.igac.gov.co

Panoramica_2¿Sabía usted que ahora el impuesto predial en Bogotá se puede pagar a cuotas? Gracias a la simplificación tributaria liderada por la Alcaldía de Enrique Peñalosa los bogotanos podrán hacer el pago de este tributo con este beneficio, si así lo desean.

Se trata del Sistema de Pago Alternativo por Cuotas Voluntario que inició su implementación en enero de 2017 y se convertirá en la alternativa para que los ciudadanos que lo deseen paguen su impuesto diferido.

Para poder acceder a este beneficio los interesados deben ingresar a la página web www.shd.gov.co y declarar allí explícitamente que tiene la intención de pagar el impuesto a cuotas.

Con esta declaración privada del contribuyente se  anula de inmediato la factura física que ha empezado a llegar a las casas y apartamentos desde este mes.

 

Esta solicitud se puede hacer hasta el último día hábil de marzo de cada año fiscal.

Para aplicar a este beneficio se debe cumplir con los siguientes requisitos: ser el residencial propietario, ser persona natural y debe ser una vivienda.

Es importante señalar que si una persona desea acceder al pago diferido, pierde el descuento del 10 por ciento por pago pronto (7 de abril) y 1 por ciento por actualización de datos en la web.

Si accede a este beneficio la primera cuota se debe pagar el 12 de mayo; la segunda el 14 de julio, la tercera el 15 de septiembre y la cuarta el 17 de noviembre.

Las cuotas que dejen de ser pagadas en las fechas establecidas, causarán los respectivos intereses de mora, que se generan en cualquier obligación.

Si en algún  momento el contribuyente que se acogió al pago voluntario a cuotas desea pagar la totalidad del impuesto podrá hacerlo sin ningún inconveniente en las fechas establecidas en el calendario tributario.

gestion-catastral-e-inmobiliaria-jpgEn Cuatro Conceptos concebimos el recurso tierra como un elemento transformador y cambiante, que tiene intrínsecamente relacionados los aspectos de la propiedad, los modos y las formas de tenencia; los cuales se constituyen en los elementos que permitirán establecer los diferentes mecanismos para identificar los mejores usos y la forma más adecuada para su usufructo, dependiendo los proyectos o actividades que se vayan a desarrollar.

 

En este sentido, Cuatro Conceptos se convierte en una alternativa para apoyar los procesos de identificación de la naturaleza de los predios (física, jurídica y catastral), determinar el estado de la propiedad (propietarios, poseedores, tenedores, invasores e indeterminados), estimar el valor comercial de la tierra (predios, construcciones y mejoras) y establecer las compensaciones a que haya lugar por el desarrollo de actividades de impacto sociocultural o socioambiental. Así mismo, Cuatro Conceptos asesora a entidades públicas y privadas durante la ejecución de procesos de: adquisición de derechos inmobiliarios, reasentamiento físico o económico, establecimiento de servidumbres y expropiación por vía administrativa entre otros.

 

Finalmente, desde Cuatro Conceptos nos aseguramos que los derechos de las partes involucradas en nuestros procesos no sean vulnerados y que los acuerdos a los que se lleguen sean benéficos para ambas partes, buscando guardar el equilibrio socioeconómico y ambiental.

 

Productos y servicios asociados al concepto de Gestión Catastral e Inmobiliaria:

 

• Levantamientos topográficos y geodésicos con fines prediales.
• Estudio de títulos y diagnósticos jurídico-catastrales.
• Elaboración de avalúos urbanos, rurales, ambientales y empresariales, basados en competencias técnicas sobre la materia.
• Capacitación y certificación de peritos avaluadores.
• Adquisición de derechos inmobiliarios, mediante de procesos de enajenación voluntaria o por vía administrativa.
• Constitución, seguimiento y verificación de servidumbres para proyectos lineales, mineros o de hidrocarburos.
• Asesoría en proyectos de reasentamiento físico y económico.
• Elaboración de Planes de Ordenamiento Territorial (POT, PBOT o EOT)
• Desarrollo de planes parciales.
• Desarrollo de procesos de estratificación urbana y rural.
• Asesoría e implementación de proyectos de nomenclatura urbana y rural.
• Ejecución de proyectos de actualización, formación y reconocimiento predial.

El Concejo de la capital aprobó en primer debate la tabla de las tarifas para el 2017.

cuatro-conceptos-calcule-cuanto-tendria-que-pagar-por-el-impuesto-predial-en-bogota

A partir del 2017, los bogotanos pagarán tarifas entre 5,5 y 11,3 por mil para el impuesto predial, de acuerdo con la tabla aprobada por la Comisión de Hacienda del Concejo.

Para esto, cada propietario de un predio podrá calcular el precio tentativo de su impuesto predial con la tabla de tarifas aprobada por el cabildo. (Vea la tabla abajo).

Esta es la nueva tabla de tarifas residenciales. / Archivo EL TIEMPO.

El ejercicio para calcular lo que se tendría que pagar es sencillo. Por ejemplo: si el avalúo catastral del predio es de 100’000.000 de pesos, ubique en la tabla el valor de la tarifa. (Vea la tabla arriba).

En este caso es de 5,7 por mil. Multiplique 100’000.000 × 5,7 = 570’000.000. Y luego divida por mil: 570’000.000/1.000= 570.000. Ese es el valor que tendría que pagar.

 

 

Tenga en cuenta que las cifras aquí utilizadas son del año 2016 y que cada caso es particular. Los avalúos que hay que tener en cuenta son los que se actualizan cada primero de enero en el Catastro Distrital.

Cabe recordar, que de acuerdo con la organización de los avalúos, en cuanto más alto es el valor catastral del predio, más sube la tarifa. En ese orden, el rango más bajo de la tabla está entre 0 y 93’076.000 pesos, y el más alto corresponde a los predios avaluados por encima de 1.200 millones de pesos.

Solo hay una excepción: el cabildo estableció una tarifa especial de entre 1 y 3 por mil para los predios residenciales con avalúos por debajo de 93’076.000 pesos que pertenezcan a los estratos socioeconómicos 1, 2 y 3, básicamente vivienda de interés social y prioritario.

¿Cuáles serán los topes?

Para evitar que el monto del impuesto se dispare, el Concejo ordenó topes entre el 15 y el 20 por ciento, por lo que, si su predio está avaluado catastralmente por debajo de 335 salarios mínimos legales mensuales (230’965.750 pesos a precios de hoy), el incremento no podrá ser superior al 15 por ciento con respecto al año anterior.

Por otro lado, si está por encima de los 335 y hasta 450 salarios mensuales ($ 310’252.500), el incremento no podrá ser superior al 18 por ciento. De 450 salarios en adelante, el aumento máximo no podrá superar el 20 por ciento.

Fuente: El Tiempo

Supernotariado dijo que Fondo de Tierras, propuesto en La Habana, es para todos los colombianos.

noticia1¿Usted, como funcionario ecuánime, sereno, calmado, podría explicarme quién tiene la razón entre el Procurador, Fedegán y el Ministro de Agricultura en la pelea sobre la ley de restitución de tierras?

Los que estamos en el tema de la legalidad deberíamos estar pensando en cómo hacemos respetar la propiedad privada en Colombia. Y una de las maneras de hacerlo es a través de la restitución. Otra, con la recuperación de los baldíos que le han sido usurpados al Estado. Una democracia es clara en la medida en que respetemos la propiedad privada.

 

 Pero si precisamente el doctor Lafaurie, presidente de Fedegán, sostiene que la entrega de tierras equivale a haber pactado con las Farc el fin de la propiedad privada de la tierra…

Está totalmente equivocado y está desinformando el doctor Lafaurie. El tema del Fondo de Tierras saldrá de los baldíos del Estado, de las tierras en extinción de dominio y de las que fueron zonas de reserva y que se volvieron tierras productivas y hoy no cumplen esas características en zonas como la Macarena, nudo de Paramillo, frontera con Venezuela y en el departamento del Cesar, como lo que completaremos 3 o 4 millones de hectáreas. Aquí en ningún momento ni se ha pensado, ni se pensará, en tocar la propiedad privada en Colombia.

 

¿Entonces, por qué tanta algarabía con lo que ha empezado a hacer el Gobierno?

Estamos dedicados a esclarecer la verdad de la tierra en Colombia. Cómo se la robaron y a quién. Hemos detectado las 65 formas jurídicas de despojo de tierras al Estado. Eso nos ha permitido ya recuperar una gran cantidad.

 

¿Qué es entonces lo que tiene tan mortificado al Procurador y que lo ha llevado a pedir modificaciones a la ley?

Es cierto que estamos obligados a oír las quejas de quienes se denominan segundos ocupantes. En algunas situaciones puntuales se han puesto quejas al Gobierno Nacional, y como lo ha dicho el ministro Aurelio Iragorri, hay que tener completamente abiertas todas las posibilidades de oír esas quejas, atender esas denuncias y trabajar todos en conjunto para poderlas solucionar, pero sin poner en juego una ley tan clara, tan importante, como es la ley de restitución.

 

Pero ¿la Ley de Restitución de Tierras al fin hay que reformarla o no?

Sí tiene que haber una reforma a fondo. Es que, mire, una cosa fue lo que se hizo en el Congreso con muy buena voluntad, y otra son los problemas que han ido surgiendo cuando se aplica en la práctica. Por ejemplo, hay que analizar muy bien el tema de las notificaciones a las personas para que haya un buen derecho de defensa. Obviamente, hay que mirar muy bien el tema de los segundos ocupantes y crear una segunda instancia, porque la ley no la contempla.

(Además: Habrá cinco millones de hectáreas para el posconflicto)

 

¿Uno de los problemas fundamentales es cómo proteger a los tenedores de buena fe?

Todos tenemos que estar unidos para esclarecer quiénes fueron los que se robaron las tierras en Colombia, al Estado, a los particulares, quiénes despojaron a los campesinos y a cualquier ciudadano colombiano que haya sido despojado. El que haya hecho eso bajo el esquema de la delincuencia, pues obviamente debemos calificarlo como delincuente. En la ley sí hay que replantear el tema de los segundos ocupantes con mucha responsabilidad para no perjudicar a esas personas.

 

Esto se puede volver un negocio de segundos ocupantes cobrando su buena fe…

Claro. Que no vayan a utilizar al segundo ocupante como una trampa a la ley. Y en eso tenemos que tener mucho cuidado porque, desafortunadamente, ese tipo de cosas también se presentan.

 

¿Cómo evitar que se abuse de la ley?

En Colombia tenemos tres tipos de restitución: de la que más se habla es de la que permite la Ley 1448, para cuando una persona ha sido sacada de su predio a la fuerza y, obviamente, quiere recuperarlo. También está la restitución administrativa, que es la que hacemos en el Incoder o lo que será la Agencia Nacional de Tierras, que es la recuperación de baldíos del Estado, la mayor víctima del despojo en Colombia.

Hemos detectado 3 millones de baldíos y ya tenemos recuperados administrativamente alrededor de 800.000 hectáreas de baldíos. Y está la restitución por seguridad, en la que tenemos que agradecer a nuestras fuerzas militares, porque ellos están recuperando espacios que estaban perdidos y a donde los campesinos han podido regresar. Eso suma más o menos 700.000 hectáreas. Y ahí lo que hacemos es titularles y normalizarles a los campesinos. Entonces si uno suma todo eso, la ley de restitución en general es exitosa.

 

Sí. Pero dice, por ejemplo, el doctor Juan Camilo Restrepo que se podría hacer algún tipo de ajuste permitiendo que los procesos de restitución puedan fluir más rápidamente en zonas donde hay dificultades de orden público, al dar a los militares el permiso para intervenir allí. Que esa es una de las causas que ha tenido la demora en la aplicación de la ley…

Sí, a ese tema lo llamamos de microfocalización, y obviamente en eso las fuerzas militares han actuado con gran responsabilidad porque son zonas en las que hay todavía minas, y sería irresponsable por parte del Estado permitir una restitución cuando después lo que podríamos tener es una cantidad de víctimas en esas zonas minadas.

 

¿De cuántas hectáreas recuperadas estamos hablando?

Digamos que estamos hablando de más de un millón de hectáreas ya recuperadas en uno u otro sistema. Casi dos millones de hectáreas. Pero aquí pareciera que nos estamos concentrando solamente en la 1448, cuando los otros dos mecanismos son absolutamente exitosos y serán los que permitan alimentar el Fondo de Tierras.

 

¿Esta pelea es como la primera cuota de las que veremos en el posconflicto?

Por eso tenemos que sentarnos a reflexionar. Nosotros, todos los que hemos participado en el conflicto que se vivió la semana pasada, estamos dentro de la legalidad, y por eso en lugar de pelearnos tenemos que estar juntos para dar una demostración al país de que actuamos dentro de la legalidad. Y esto se hace oyéndonos los unos a los otros, a ver qué dificultad tenemos. Si no, tendremos muchos obstáculos en el tema del posconflicto.

(También: ‘El Eln entendió que la lucha armada es anacrónica’: León Valencia)

El posconflicto tiene que ser un momento en la historia de Colombia en el que por fin todos nos oigamos y todos nos respetemos. Y puede haber razón en muchas de las quejas, porque somos un laboratorio en el mundo en materia de restitución. Ningún país del mundo hace restitución en medio de la guerra. Claro que hay dificultades. Claro que hay críticas, pero tenemos que ser totalmente abiertos a esas críticas para superarlas.

 

¿Es cierto que 15.700 procesos de restitución han sido fallados por los jueces de tierras desde enero del 2015, y que quedan pendientes 3.518?

El tema de la restitución no es una carrera de cien metros libres sino de cien metros con obstáculos. Los casos que se han resuelto son aquellos en los que no ha habido oposición, porque hay que atender los procedimientos propios de cualquier legislación. Tenemos que permitir la defensa de las personas. Cuando la Unidad de Restitución hace el estudio administrativo se lo manda a los jueces y nadie se opone, la sentencia es inmediata. El problema es cuando hay oposición, que no es ningún problema porque se trata del derecho de la defensa que debe tener una persona para defender su propiedad si considera que ahí no hubo un despojo.

 

¿Si todo es tan claro como usted dice, por qué está tan bravo el doctor Lafaurie?

No sé por qué está tan bravo. Pero lo primero es que él tiene una desinformación. Yo lo oí en el departamento del Magdalena, y él habla de que la restitución es el primer camino para cumplirles a las Farc entregándoles las tierras de ellos. Mire, la restitución es para personas naturales que fueron despojadas. Esa tierra no va a ir al Fondo de Tierras. Esas serán las de los baldíos. Y yo no creo que el doctor Lafaurie se vaya a oponer a que recuperemos los baldíos del Estado que fueron robados por paramilitares, por grupos al margen de la ley, por guerrilleros, o por ladrones de cuello blanco. Lo que se les devuelve a los campesinos es propiedad privada, y lo que va para el Fondo de Tierras son los baldíos del Estado.

 

¿Los baldíos de Colombia serán para las Farc?

No. Para todos los campesinos de Colombia, porque el Fondo de Tierras no es para las Farc. Es para el posconflicto, y en el posconflicto estaremos todos los colombianos, incluyendo muy seguramente a los excombatientes de las Farc, pero también a excombatientes paramilitares y los que hayan regresado a la legalidad. Todos tendremos que caber en ese territorio colombiano.

Sí. Pero ya las Farc están hablando de que las sabanas del Yarí serán un lugar para impulsar su agroindustria. “Que vengan los bancos”, le dicen a ‘Semana’ en una excelente crónica de Marta Ruiz. Y se refieren a 200.000 hectáreas de baldíos que, según el Gobierno, las Farc le usurparon al Estado, o sea a los colombianos, donde hoy “viven 6.000 familias de colonos de ese mundo que se llama Farc”.

 

Desde que nos hablaron de las 6.000 familias, el Incoder ha solicitado a esos supuestos campesinos que lleven la documentación que demuestre que son poseedores, y hasta el momento no ha llegado un solo documento.

 

Y, si no llegan las pruebas, ¿ustedes despojarán a las Farc de esos territorios?

Son baldíos que ya están en manos del Gobierno. Uno no negocia con fantasmas.

 

¿La equivocación está en considerar el tema de la restitución como un pacto con las Farc?

Así es. Ellos están muy equivocados porque en esto nada tiene que ver el tema de las Farc. Mis órdenes son proceder a la restitución sin preocuparme por nada de lo que está pasando en La Habana. Mi orden es: usted dedíquese a cuidar la propiedad privada en Colombia.

 

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Tomado de :  http://www.eltiempo.com/politica/proceso-de-paz/entrevista-a-jorge-enrique-velez/16566162